viernes, 7 de septiembre de 2012

FNO México según yo

Sí, ayer estuve en el FNO en Antara y pues lo que era de esperarse, mucha gente, mucho color,  mucha música, mucho ambiente...

La principal razón por la cuál nació este evento allá en NY de la mano de la mismísima Anna Wintour fue que con la crisis económica de EUA, la industria de la moda estaba sufriendo, bajas ventas e incluso algunos llegaron a la bancarrota, entonces llegó el FNO una celebración a la moda, en donde los diseñadores, modelos, marcas, editores y personalidades influyentes se unieron para hacer una fiesta, sí pequeñas fiestas dentro de sus boutiques donde la gente podía ir y degustar una copa de champagne o algún bocadillo y obviamente comprar. 

Porque ese es el objetivo de todo este show, comprar, hacer que la industria de la moda no se vaya a la quiebra y que los diseñadores puedan seguir con su negocio y cada quincena puedan pagar la nomina de sus empleados. 

Y la realidad de ayer fue que, no pasó nada de eso, la mayoría de la gente que estuvo ahí, sólo eran canaperos que se sentían fashionistas con sus ropitas de tianguis mal combinadas (ojo no estoy diciendo que todos, también lo reconozco había muy buenos outfits que te provocaban envidia por no tener esas hermosas prendas en tu propio closet). Había de todo, desde los looks a la segura hasta los más extravagantes y los que decías: ¡cómo te atreviste a salir así de tu casa!

Del evento, pues en las boutiques de low cost (todas las del grupo Inditex, Mango, etc.) atascadas a más no poder y eso que sólo daban vino barato, excepto en Pull & Bear donde estaban dando heineken y ya se imaginarán, parecía mercado y la caja vacía...

En Coach lo mismo, la fila para los martinis larguísima y pero nadie compraba nada... en Marc y en las demás tiendas de grupo Axo llenas pero para el concurso y aunque tú quiseras ir a ver ropa y comprar algo, era casi imposible porque la gente no te dejaba pasar a ver y disfrutar de los diseños. 

En Oysho tenían una máquina de algodones de azúcar, la fila también era gigante hasta que dijeron que sólo te daban un algodón si hacías una compra mínima, ¿qué pasó? todos los canaperos se enojaron y empezaron a pelear por un algodón de azúcar, ¡¡¡¡irreal!!!

El pop-store de Compra Moda Nacional, era algo visarro, muchos de los diseñadores indi y alternativos que tienen sus prendas ahí cuando empezaron, hablaban mal de Vogue y qué paso ahora, acabaron cediendo y cayendo en este juego.

En conclusión a Vogue México le falta más organización y por consiguiente a las tiendas igual. Es una gran iniciativa el FNO pero aquí en México aún estamos en pañales y nos falta un gran camino que recorrer.